Biorizon No hay comentarios

BiorizonBiotech construirá junto a la UAL la mejor planta de investigación y desarrollo de Europa.

Proyecto SABANA de la Unión Europea

Sabemos que Almería es nombre de referencia cuando a nivel internacional se habla de innovación y de investigación para el progreso sostenible.

La agricultura intensiva y la energía solar se asocian con nuestra provincia desde hace años. Ahora, un tercer pilar está en pleno desarrollo: las microalgas y sus ilimitadas aplicaciones. BiorizonBiotech busca con este proyecto, seleccionado y respaldado por la UE en el Horizonte 2020, obtener sustitutos de los productos químicos que se emplean actualmente en la producción agrícola a través de lasmicroalgas. Para ello se servirá de compuestos naturales, moléculas bioactivas para dar soluciones a un problema del mercado como el de la sostenibilidad.

El centro de investigación que se construirá junto a la Universidad de Almería, en el marco del Proyecto europeo SABANA, está llamado a ser el más importante de Europa en este campo, será únicoen Europa. Contará con biorreactores (raceways) para la producción de microalgas, medios de tratamiento y obtención de biomasa, laboratorios y dependencias auxiliares. Instalaciones punteras a nivel mundial que permitirán también la formación en técnicas de cultivo con microalgas y desarrollar nuevas línea de investigación. Evidentemente, el proyecto ha despertado un interés internacional.

SABANA es la gran apuesta europea por la obtención de nuevos recursos sostenibles para la agricultura. En esta apuesta nuestro país tiene un papel protagonista: la UAL coordina y dirige los trabajos programados en el Horizonte 2020, que se basa en proyectos demostrativos financiados por la UE, y en los que participan la empresa almeriense BiorizonBiotech, FCC Aqualia Spain y la Universidad de Las Palmas, junto a otros socios: GEA Westfalia Separator Group (Alemania), Karlsruher Iinstitut fuer Technology (Alemania), Mikrobiologicky Ustav – avcr, v.v.i. (Chequia), la Universita degli Studi di Milano (Italia), la empresa A.I.A. Agricola Italiana Alimentare, la Szecheny Istvan University (Hungría) y Cib-Consorzio italiano Biogas e Gassificazione (Italia). Tiene un coste total de 10,6 M€ de los que la UE aporta 8,8 M€. España asume la coordinación general.

RP Presentación SABANA UAL 1/12/2016. De izquierda a derecha: David Iglesias, CEO de BiorizonBiotech, Kerstin Rosenow, jefa de la Unidad B2 Recursos Sostenibles para la Seguridad Alimentaria y el crecimiento de la UE, Emilio Molina, director del grupo de investigación de Biotecnología de Microalgas marinas, y Frank Rogalla, director de innovaacón y Tecnlogía de FCC Aqualia.

MICROALGAS: ALTO VALOR Y MULTIPLES APLICACIONES

Emilio Molina Grima, catedrático de Ingeniería Química, dirige el grupo de Biotecnología Marina de la UAL y coordina las investigaciones de SABANA relativas a las microalgas.

“Sabana – explica – es un proyecto de Innovación, muy pegado al mercado. Toda la investigación que desarrollamos está apoyada por un plan de negocio previo, para los dos mercados a los que se orientan los productos de SABANA: agricultura y acuicultura. La producción de biomasa y el uso de la misma utilizan criterios de sostenibilidad, económica, social y medioambiental”. SABANA, enfatiza, “es un ejemplo perfecto de Economía Circular. Los clientes de los productos de SABANA somos al final las personas que nos vamos a beneficiar de una agricultura mucho más segura y sostenible”

¿Qué supone para la UAL asumir la dirección y la responsabilidad de este proyecto?

“Una gran responsabilidad y un orgullo enorme para la Institución. No es la primera vez que nuestro grupo coordina un proyecto de esta naturaleza tan competitiva. Entre 1997-2001 ya coordinamos también el proyecto Epalmar (entonces el montante global del proyecto fue de 1.4 M de Ecus, frente los 10.5 M de Euros de ahora) dedicado al mercado de la salud y en donde desarrollamos un proceso para la purificación de ácidos grasos poliinsaturados procedentes de microalgas marinas. Lo anterior tiene su impacto también con la buena posición y reputación de la que goza actualmente la Universidad de Almería en el contexto de España y de Andalucía, con tan solo 25 años de historia”.

Las microalgas están, por decirlo así, de moda entre los consumidores.

“Sí, están de moda. Son fuente de una gama amplia de productos, desde los de muy alto valor con actividad biológica e ingredientes alimenticios, productos intermedios para alimentación animal y productos para la agricultura, hasta “commodities” y productos a granel como los biocombustibles. Obviamente la regulación de esos mercados es diferente, pero le puedo decir que nosotros tenemos proyectos en todos los sectores desde la producción de moléculas bioactivas, ingredientes para la alimentación especial mediante tecnología enzimática, productos para el campo, acuicultura y biocombustibles. Además están empezando a utilizarse en la restauración de lujo, sobre todo las microalgas marinas”.

Gabriel Acién, catedrático del área de Ingeniería Química de la Universidad de Almería, es el coordinador de SABANA desde Almería. Señala que el proyecto se encuentra actualmente en un grado de cumplimiento cercano al 30% respecto al Horizonte 2020. Ha puesto de relieve la importancia de las instalaciones que se van a desarrollar en el entorno de la Universidad.

“Este centro – asegura – va a ser el más importante de toda Europa en cuanto a la investigación y metodología de microalgas. Por su tamaño y por sus características de multiplicidad de sistemas. Con toda la información bien gestionada en web para ponerla a disposición de investigadores de todo el mundo. No va a ser la planta de algas más grande porque no tiene un fin comercial pero a nivel de investigación va a ser la más importante de Europa. Gabriel Acién advierte de que esta línea innovadora puede ser una analogía con la Plataforma Solar de Almería, sería algo parecido. “Será una instalación singular que no existe en Europa y que va a permitir formarse a muchos investigadores, no solo del SABANA sino de otras universidades y empresas”.

¿Va a haber un antes y un después a SABANA, nuevos elementos de desarrollo sostenible?

“Esperamos que si porque queremos dar un salto de calidad en cuanto a la capacidad de producción, queremos mejorarla por lo menos el doble de lo que ahora se está obteniendo. Y sobre todo – enfatiza -en los costes de producción, reducirlos casi la décima parte de los sistemas actuales con lo cual vamos a ser capaces de producir biomasa para usar en múltiples campos”.

COLABORACIÓN DE IFAPA

En el contexto de SABANA es relevante el papel del IFAPA, de la Consejería de Agricultura. No es socio del grupo de trabajo pero ha firmado un convenio de colaboración con la UAL. “A través del Convenio de colaboración entre IFAPA y la Universidad de Almería en el marco del proyecto SABANA, destaca Salvador Parra, director el centro en La Mojonera, IFAPA participa en la aportación de gran parte de sus infraestructuras del Centro de La Cañada (invernaderos, cabezales de riego, laboratorios, despachos, etc.) como soporte básico de las instalaciones de producción de microalgas del proyecto. La Consejería de Agricultura, a través de IFAPA, pretende poner en marcha en breve, con el objetivo de una mayor implicación si cabe con los objetivos propios del SABANA”.

Tanto por parte de los coordinadores del proyecto SABANA de la Universidad de Almería como por parte del Presidente de IFAPA y el director del Centro IFAPA La Mojonera-La Cañada, existe un total convencimiento de que el centro de La Cañada se convertirá en un referente en la investigación, transferencia y formación en el estudio de las potencialidades de las microalgas. Es un proyecto planteado con una continuidad a largo plazo.

A nivel de conocimiento científico agronómico en el campo de la horticultura intensiva, el potencial existente entre l@s investigador@s de la Universidad de Almería sumado al de otros centros como IFAPA o la Estación Experimental de Las Palmerillas, no tienen nada que envidiar al de las universidades y otros centros tecnológicos internacionales. L@s investigador@s pueden abordar casi cualquier reto agronómico que ahora mismo pueda plantearse. “Precisamente por ello, hay que seguir avanzando en la colaboración intercentros, a todos los niveles, y creo que el Convenio en el marco del proyecto SABANA es un buen ejemplo de ello”, concluye Salvador Parra.

FUNDACION CAJAMAR

Como empresa promotora del proyecto, la biotecnológica BiorizonBiotech enfatiza sobre la fructífera colaboración que desde hace años viene manteniendo con la Estación Experimental de Las Palmerillas, de la Fundación Cajamar. Años de investigación conjunta en trabajo de campo que pone de manifiesto la implicación y compromiso de los responsables y científicos de la Estación en el desarrollo y divulgación del trabajo que se viene realizando.

CAMPAÑA INFORMATIVA DE BIORIZON POR EUROPA

La empresa almeriense BiorizonBiotech, radicada en el Parque tecnológico de Almería (PITA), es socio participe del proyecto, que ya ha cumplido su primer año de desarrollo. En ese tiempo, representantes de la compañía han acudido a reuniones técnicas en Hungría, España, Rusia y Bélgica para presentar el grado de evolución de SABANA. BiorizonBiotech fue invitada en septiembre de 2017 a participar como proyecto modelo de bioeconomía en la Info Week sobre el Reto Social 2 (SC2) «Seguridad alimentaria, agricultura y silvicultura sostenible, investigación marina y marítima y de aguas continentales y bioeconomía», que tuvo lugar en Bruselas.

SABANA Grupo. 5/12/2016 Visita del grupo de investigación y desarrollo del proyecto SABANA a las instalaciones de BiorizonBiotech, en el Parque tecnológico de Almería (PITA).

El apoyo de las administraciones ha sido constante a esta firma volcada en el I+D+i. El CDTI y el Ministerio de Economía y Competitividad han avalado la trayectoria innovadora de BiorizonBiotech, que en 20126 quedó inscrita en el Registro de PYMEs Innovadoras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *