Biorizon No hay comentarios

El consorcio liderado por la empresa Global Feed (Grupo Tervalis), junto con Biorizon Biotech  y DMC Research (Grupo DOMCA), llega a su fin con resultados más que prometedores para el sector acuícola, con un nuevo concepto de pienso para acuicultura, más sostenible y mejorado nutricionalmente. 

El Proyecto de I+D  “ALQUABIOTIC”  ha conseguido mejorar la calidad nutricional de alimentos para acuicultura mediante la incorporación de hidrolizados de microalgas enriquecidos en microorganismos probióticos, como resultado, pienso para acuicultura más sostenible y saludable.

Durante los 30 meses de duración que ha tenido el proyecto acuícola se ha trabajado con el objetivo de desarrollar un pienso para acuicultura elaborado a partir de microalgas como elemento sustitutivo de las tradicionales harinas de pescado, así como enriquecido en microorganismos probióticos y fitasa, como elementos destinados a la mejora de la salud y bienestar animal, además de para mejorar la absorción de fósforo suministrado en la dieta, respectivamente.

Los distintos ensayos de alimentación acuícola realizados en dorada y lubina durante el desarrollo del proyecto han constatado que los nuevos piensos, desarrollados a base de microalgas, probióticos y fitasa, permiten obtener un mejor crecimiento y un aprovechamiento más eficiente del alimento en la fase de engorde del pescado, en comparación con un pienso convencional. 

Además, desde un punto de vista zootécnico, el uso de los piensos ALQUABIOTIC ha contribuido a una mejora de la salud de la mucosa intestinal mediante un aumento del número y longitud de las microvellosidades intestinales, fomentando tanto la supervivencia como el bienestar general de los peces, a través de la mejora del sistema inmune, así como contribuyendo a facilitar los procesos de absorción de nutrientes.

Por otra parte, desde el punto de vista del consumidor se ha observado una mejora sustancial en el perfil de ácidos grasos poliinsaturados en el músculo de los peces alimentados con este nuevo pienso desarrollado en el marco del proyecto, así como en diversos parámetros relativos a la calidad del producto final como son la textura, firmeza, color del pescado fileteado y un menor estado de oxidación lipídica.

Los datos obtenidos evidencian que tanto la piel como el del propio músculo del pescado fileteado presentan un color más intenso y bien diferenciado que lo acercan al estándar que presentan los peces salvajes. Además, dentro del marco del proyecto, se ha desarrollado una fuente de fósforo (fosfato cálcico-sódico 2%) que presenta una digestibilidad del fósforo comparable a la de fosfato monoamónico, pero con una menor excreción de fósforo y nitrógeno, por lo tanto, más respetuosa con el medio ambiente. 

 

Junto al consorcio empresarial han participado como centros de investigación, la Universidad de Almería (Grupos de investigación RNM346-Ecología Acuática y Acuicultura y BIO173-Biotecnología de Microalgas Marinas), la Universidad de Granada (Grupo de investigación BIO160-Estudio Sustancias Antagonistas Producidas por Microorganismos), la Universidad Politécnica de Valencia (Grupo de investigación GAB- Acuicultura y Biodiversidad) y la empresa Fertinagro Biotech.

Además, el proyecto, con un presupuesto total superior al millón de euros, ha sido promovido y coordinado por la consultora de innovación, con sede en Almería y Madrid, Clever I+C. 

La convocatoria FEDER INNTERCONECTA 2018, ha sido subvencionada por el CDTI, apoyado por el Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades y cofinanciado con Fondos FEDER (Fondos Estructurales de la Unión Europea) dentro del <<Programa Operativo de Crecimiento Inteligente 2014- 2020>>.